29 noviembre 2008

De la ausencia y de ti....

Hoy, en que le perdí la fecha al día, he traicionado a mis ojos en su ambición de conseguir mas vida que peces, hierba marina, vagando entre las olas; la soledad ha resuelto ser mas compañera que nunca, da sus pasos unipersonales que se pierden en la arena, no le soy ajeno al verbo de la tristeza, cuando se conversa dentro de un monologo...no he pretendido sonar solo con mi dramatismo.

Plantado a miles de leguas del lugar mas cercano, decido a pulso de viajero alejarme de Peumayén, y darle a la vida la correspondiente alegría...aletean por mi deseo de volar las raíces del sueño que me trajo a esta tierra, no me deja partir, me empuja a seguir ilusionado por sus tardes alumbradas a media luz por su faro...el dilema de ser abrazado por una persona o por la naturaleza...

Tengo atado a los pies la distancia del recuerdo de haber pertenecido a una persona, de haberle pisado los zapatos y ella a mi para no alejarnos uno del otro, de reír y sonreír sobre los labios del atardecer...siento pegar con el viento la ausencia de esa persona, y la siento a ella misma aproximarse con sus manos de nube, emprendiendo como antes camino por mi rostro; escucho parpadeos de su voz contándome su costumbre de hospedarse sobre la luna; acordar en un reciente pasado su amor...proclamado a miles de voces, ese fue el mejor escenario en el que hubiera imaginado estar, creímos que era necesario incrementar nuestra relación, ella comenzó mirando al cielo mostrando sus ojos y perdiéndolos en el color etéreo de ambos seres...ella presento su alma con un cálido beso, y arranco de sus labios cual saeta de amor, su declaración mas tierna..."te amo" resonó por las calles cubiertas por cuanto latido percibía el pecho...yo atine a decir.....



No olvides que si te pierdes
todo lo existente entre tu pasado,
mi presente y nuestro futuro
esta pintado por mis manos en muros


No olvides que en abril
el dulce entierro de tus labios
saco el aire frió de los míos

llenándolos de arándano candil

No olvides que nunca olvidare
tardes de tu amor descansando
sobre mi hombro izquierdo


No olvides que nunca olvidare
que contigo empecé a ser

quien soy, libertad y amor

No olvides que así son nuestros momentos
con febriles cantos por doquier,
el suelo gris desmoronando sus pétalos
y el cielo colmando el mar con su enverdecer


No olvides que desde tu amor
todo es más universo, más humano,
más canción, más primavera, más albor,
más sueño, más andares de la mano



No olvides que nunca olvidare
dormir en tus ojos noche a noche
cuando miro la luna que te ve recostada

No olvides que nunca olvidare
que contigo empecé a ser
quien soy, libertad y amor.




(...)
Luna XXV

En un viejo muelle
se aproxima la mata de olas,
ya no le temo más
por fortalecer tu llegada…
Se tiende la espuma
en tu nombre de arena,
no la daña, la abraza apenas
con el furor de la despedida

Sin atreverse a borrar
tú paso, atraído por la ausencia de ti...
mi barco anclará lejos del altamar

Sin atreverse a olvidar
tú nombre, atraído por la ausencia de ti...
mi voz no encallará en altamar


El viento que la trajo se aleja, y yo encerrado en esta tierra sin mapa fijo, y el origen de mi sentimiento frugal esta tarde o ¿es de mañana? o ¿es de noche? -- ya he le equivocado rumbo al tiempo -- me obliga a contar o tal vez es mejor gritar a la lontananza que es por esa mujer que evitó que los labios se topen con invierno, que los ojos sean meros testigos del camino que se escoge, que las manos solo sirvan para el tacto, que los pies no tengan propósito de perderse, que la sonrisa se extravié en un saludo....tantas cosas confundió en lo cotidiano...pero es de seguro que le tengo agradecido el haber sonreído, apretado mis manos...el mencionar a viva justicia su sentimiento, el dejarme sin derecho de respirar...el haberme asustado cuando se despedía...estoy seguro que ella también esta pensando en este lugar...en el cual cada uno en su pensamiento es algún viento, que así de invisible, se siente...y encuentra carne en el cuerpo que se emociona igual...con amor"

Luna XV

...."¿Dónde empecé a querer?
Recordé un papel,
ya encorvado y entumecido
de tanto haber sido leído…
desparramaba su tinta
entre grieta y grieta,
asfixiándose en pasado
su palabra de agosto…
y en ese papel tu nombre"...


Ese sentimiento de querer alejarme de Peumayén ha concluido en quedarse esperando plantado sobre arena, y yo he vuelto al muelle en ese retazo de madera y olas...para cumplir con mi labor de faro...sin antes dibujar sobre los derredores de Peumayén mi declaración para salvar en presente como fue cuando estaba en esta tierra...



En campos de anís estrellado,
rodeados por maderos de canela,
intuyo que deseas sonreír
y no te prohibo ningún gesto,
por ser quien hoy siembra alegría

Haciéndole paraíso al pasto

le estrechas el cuerpo,
atas una mirada al viento
y echan vuelo sutiles brillos
por derredores de tu rostro
Parada a golpe de cielo,
las gotas en tus plantas
son tamaño mar,
el asfalto convierte su presencia en nube
y una hoja atada a un río sube y sube
Despejado el mundo
ahonda el arcoíris
en fragancia de azucenas y polvo de lavanda
que sin permiso abrazan tu cabello
en su vaivén del viento
Haciendo de edén, lugar cotidiano
articulas en palabras
un sueño que da sensibilidad
que evade límites nocturnales,
que cosecha nuestro camino

[Espero que este vídeo de Silvio Rodriguez aclare lo que pretendí decir en este posteo, es más el titulo es el nombre de su canción - "de la ausencia y de ti"]


[No he oído mejor declaración que la letra de esta canción de Joaquín Sabina - "Contigo"]

1 comentario:

June dijo...

Precioso, el texto, la música...Felicidades.